top of page
mancha.png
mancha.png

DESDE AQUÍ HASTA AHORA

De Parejas y Otros Regalos Maravillosos.

Actualizado: 22 may 2021

Siempre tienes pareja, ¡Siempre! Ya sea que lo sepas, o no.


Primero que nada, ¡Sí! ¡Si tienes pareja! ¡Siempre tienes pareja! Ya sea que tengas una relación convencional o una ocasional, ya sea que tengas contacto físico con ella o no.


Puede ser que te hayas divorciado hace diez años y tu pareja siga siendo tu exmarido, puede ser que hayas dejado de ver a tu novia hace ocho meses y ella siga siendo tu pareja, puede ser que no encuentres una como Juan de las Cañas y entonces él es tu pareja o que hayas decidido que no quieres tenerla por todo lo que viviste con María de los Carrizos y en ese caso… ¡He ahí tu pareja!


Así que, habiéndola identificado, la siguiente pregunta es:


¿Qué es lo que más te gusta de tu pareja? Y


¿Qué es lo que más te molesta de ella?


Eso, eso que te vino a la mente en el primer instante que leíste mi pregunta,


¡Eso es oro para ti! ¡Anótalo!


En un pedazo de papel, en tu celular, en tu computadora, en donde quieras; pero ponlo por escrito…


Créeme, la mente te puede hacer olvidarlo. Aunque en este instante estés seguro de que es imposible porque es algo súper fácil de recordar, tu ego puede considerar riesgoso hacerlo consciente, y se dará cuenta en el proceso de que ¡Eso es lo que vas a hacer! ¡Hacerlo consciente!

 

¿Nada? ¿Ni idea? ¿Excelente relación?

¿Un defectito pero casi ni se le nota?


Te comparto unas ideas para despertarte la emoción. Puedes escribir una, dos, tres, cinco; de corazón te digo:

¡Todo, todo lo que puedas aprender de ti, es oro! ¡Oro puro!


¡Odio que mi mujer quiera controlarme! ¡Me choca que mi novio sea tan irresponsable! ¡Jamás me toma en cuenta! ¡Tan tacaño! ¡Tan egoísta! ¡Tan débil! ¡Tan quejumbroso! ¡Gasta hasta lo que no tiene! ¡Sólo piensa en divertirse! ¡Su violencia me asusta! ¡Su inseguridad es insoportable! ¡Su timidez me agobia! ¡Jamás socializa! ¡Me falta al respeto siempre! ¡Siempre me está mandando mensajes! ¡Todo el tiempo me ofende! ¡Su vida gira en torno a mí! ¡Llora de todo! ¡Grita siempre! ¡No le importo! ¡Es súper dependiente!


¿Ya lo tienes? Habiendo identificado lo que más te molesta de tu pareja, vayamos a lo que más te gusta de ella...

 

¿Cualidades? ¿Cuáles? ¡No sé porque decidimos estar juntos!

¿Algo bueno? ¡Nada!


Si estás en esta postura, te servirá recordar: ¿Qué fue lo que te atrajo de tu pareja cuando se conocieron?


Solo para aclarar, ¡Que rico olía! O ¡Lo bien que se le veía el pantalón!.. ¡No aplica!


Algunas ideas,


¡Me encanta que mi marido piense en mí antes que en él! ¡Mi novia es súper divertida! ¡Me gusta que todo lo toma a la ligera! ¡Su honestidad! ¡Su capacidad para resolver conflictos! ¡No le afecta lo que diga la gente! ¡Siempre ve las cosas positivamente! ¡Sabe decir lo que realmente quiere! ¡Su nivel de compromiso me genera admiración! ¡Tiene todo bajo control! ¡Jamás se queda en un lugar si no la está pasando bien! ¡Su fortaleza! ¡Su tenacidad! ¡Su ternura! ¡Su serenidad! ¡Su nobleza!


¿Listo? Hablemos entonces....

 

Hablemos del aspecto que identificaste como negativo en tu pareja y saquemos a tu pareja de la ecuación.

¿Cómo? -Fácil.


Primero vamos a establecer ¿De qué hablamos?


De exceso de control; ¿Dónde no puedes controlarte? ¿En qué aspecto de tu vida te controlas excesivamente?


De irresponsabilidad; ¿Cuántas responsabilidades que no te corresponden asumes cada día? ¿Te responsabilizas de tu propia vida?


De tacañería; ¿Padeces de generosidad excesiva? ¿Tu tacañería es contigo?...


De lo que sea que estemos hablando sólo somos tú y yo, tu pareja no está aquí y no forma parte del problema.


Te pregunto directamente:

¿Dónde no te permites actuar de esta manera?

O bien,

¿Dónde actúas de esta manera, y te juzgas y te culpas por ello?


¡Yo sé que lo sabes! Y ¡Tú sabes que lo sabes! Y de verdad, espero que tu sorpresa sea enorme...

Tu risa nerviosa, tu asombro, lo que sea que tomar conciencia de esto te provoque, no sabes cuánto me alegra.


Tómate tu tiempo, ¡Déjate sentirlo! Y ¡Reconócelo!

Ya hablaremos del “reconocer” más adelante…

 

Ahora bien, cualidades, hagamos lo mismo:


Dejemos descansar a tu Juan de las Cañas y a tu María de los Carrizos. Tengamos el valor de darnos cuenta, que eso que vemos positivo en nuestra pareja, está en nosotros también.


Y sí, ¡el valor! Porque a veces es más difícil reconocer en nosotros mismos, las cualidades que los defectos.


Existe un culto tan fervientemente arraigado al “virtuosísimo sacrificio” y al “es un mérito hacerte menos” que se requiere valor para reconocer que cuando atraes a una persona que actúa de forma considerada contigo es porque te permites pensar en ti como una prioridad. ¡Y eso es genial!


Y que si consideras a tu pareja divertida entonces es porque ¡Tú eres alegre! ¡Y sí mereces divertirte, dejarte disfrutar!


Y si hablamos de ligereza entonces reconoce ¡Que tú aligeras la vida de los demás y que puedes darte permiso de cargar con menos!


Y si hablamos de honestidad ¡Esa honestidad está en ti! ¡Y tienes derecho a permitirte hablar con la verdad!


Y así cualquier cualidad. ¡La que sea!




Voy a cerrar esta conversación con una comprobación tan simple como son en realidad la gran mayoría de las cosas de este mundo...


Tú, yo, y todos, sólo podemos ver lo que conocemos.


Si yo te digo que veas tu jeme, que sientas tu filtrum o que imagines el petricor; lo más probable es que no sepas de qué estoy hablando, y por lo tanto no puedas verlo, sentirlo o imaginarlo.


Créeme,

¡Si te molesta, está en ti! ¡Y si te gusta, está en ti!

Ya lo conoces, sólo se trata de “reconocerlo”.


En el post "De Parejas y Regalos. Desde Mi Yo-Mismo" te dejo las definiciones de los conceptos anteriores.


Deseo que puedas implementar esta nueva precepción en tu vida, y que lo hagas Desde Aquí Hasta Ahora...

¡Sin importar el pasado, viviendo y disfrutando tu presente!

¡Un abrazo!


¿Te interesó el tema?

También te sugerimos

¿Qué Es El Amor? ¿En Verdad Duele?

Equilibradamente Dependiente.

De Parejas y Regalos. Desde Mi Yo-Mismo.

¡Feliz Crisis! Desde Mi Yo Mismo.


logo ah_Mesa de trabajo 1.png
bottom of page