top of page
mancha.png
mancha.png

DESDE AQUÍ HASTA AHORA

¿Sabes Perdonar? ¡Vacía tu maleta y Avanza!

Actualizado: 22 may 2021

¿Cuánto rencor cabe en tu maleta? ¿Cuántos conflictos?

¿Cuántas soluciones? ¿Cuánto amor?


Muchas veces traemos tanto cargando, tanto en nuestro equipaje personal. Tanto dentro de nuestro cuerpo, dentro de nuestra mente y dentro de nuestro corazón… Tanto que ni siquiera somos conscientes de lo que contenemos y del impacto que esto tiene en nuestras vidas.


Todo lo que llevamos a cuestas y que no es positivo para nosotros, nos limita, nos detiene, nos castra. No tenemos ni la menor idea de todas las implicaciones negativas que conlleva el cargar con resentimientos añejos.



¿A quién no has perdonado?

¿A quién sigues culpabilizando?


Escucha la respuesta de tu Yo-Mismo, serénate lo suficiente para dejar de pensar, de explicar y de justificar; para contestarte con honestidad, para no juzgarte en el mismo instante en el que la verdad sale a la luz.



¿A tu padre? ¿A tu madre?

¿A tus hijos? ¿A tu amiga? ¿A tu jefe?


En ocasiones ni siquiera nos permitimos reconocer, frente a nosotros mismos, que nos sentimos enojados, molestos o irritados con las personas que amamos.


Nuestras creencias y “buenas costumbres” nos prohíben aceptarlo. Quizá porque les debemos respeto, o porque es nuestra responsabilidad cuidar de ellas.


¿Ya lo identificaste?

¿Ya sabes en quién estás desperdiciando tu energía?

¿A quién le estás cediendo tu poder personal?


Perdonar no es olvidar, tampoco es permitir que una situación se siga repitiendo...

Perdonar es soltar, es comprender, es aceptar que algo “es”.

 

Talvez tu jefe no reconoce el valor de tu trabajo como tú quisieras, posiblemente tu amiga no actuó de la forma que esperabas, quizá tus hijos no se comporten como lo deseas, probablemente tus padres no admiren tu trabajo como que te gustaría.


La verdad es que no puedes cambiar NADA de las situaciones anteriores,


pero tienes la capacidad de modificar TODO lo que haces con ello.



 

¡Suelta!


Ríndete a la aceptación de que cada persona en el mundo tiene el derecho de actuar, pensar, sentir y ser, como lo decida.


Después de eso, admite la emoción que albergas en relación a ello, lo que sientes y lo que piensas; sin justificarlo y sin juzgarte.


Finalmente, decide si quieres seguir enganchado ahí o si prefieres liberarlo y avanzar.


 

¿Cómo?


Toma conciencia de lo siguiente:

Si todos tenemos derecho a actuar, pensar, sentir y ser, significa que ese derecho también es tuyo.


¿Qué quieres tú para ti a partir de ahora?

Mantener la relación, cortarla de raíz, modificar algunos aspectos.



¿Qué puedes aprender de la experiencia?

Podría ser que te haga falta expresar de forma más específica, la valía que consideras que tienen tus labores dentro de la empresa en la que trabajas.


Tal vez valga la pena reconocer que, en otro tiempo, tú hiciste lo mismo que esa amiga con la que estas resentida, y quizá sea momento de perdonarte por ello.


¿Cómo puedes utilizar esta situación en tu beneficio?

Podría ser que te ayude a darte cuenta de que tus hijos han crecido y deben empezar a tomar sus propias decisiones, también a asumir las consecuencias que conlleven. O tal vez te permita reconocer que has sido blanda al implementar límites en tu relación con ellos.


Quizá te sirva para decidir que es momento de admirar tú el trabajo que haces, y restarle importancia a la opinión de otros; o para cuestionarte si en realidad te dedicas a lo que quieres, si de verdad lo disfrutas.


 


Creo firmemente que perdonar es un acto de amor hacia nosotros mismos, es un recurso que nos devuelve poder, que nos libera.




¡Perdona!


¡Vacía tu maleta!


¡Avanza con firmeza y en plenitud!


Deseo de todo corazón, que a partir de este momento, recuerdes que eres TÚ quien camina contigo, y que el punto más importante del trayecto va Desde Aquí Hasta Ahora. ¡El presente es tu regalo!


¿Te interesó el tema?

También te sugerimos

De Parejas y Otros Regalos Maravillosos.

Nuestros Demonios y Otras Verdades.

El Valor de Verse a Uno Mismo.

¡Feliz Crisis!...

Comentários


logo ah_Mesa de trabajo 1.png
bottom of page